La Niña de Cuenca, una bodega singular.

Publicado por Navarrobodeguero en

Cuando hablamos de vinos y bodegas resulta muy complicado diferenciarse y destacar por algún elemento concreto. En todas hay depósitos (ya sea de acero inoxidable o de hormigón) y en todas hay barricas ( de roble francés, americano, más grandes o más pequeñas). Pero en el caso de la bodega La Niña de Cuenca, no encontramos barricas, en su lugar hay pequeñas tinajas de barro.

Sus creadores, Lorenzo y Valentín López Orozco, son unos emprendedores con las ideas muy claras, vinificar y envejecer los vinos saltnadose las reglas comunmente establecidas e innovando hasta el extremo. Su bodega y sus viñedos se encuentran en un pueblo de la provincia de cuenca que se llama Ledaña. Un lugar tranquilo y hermoso dónde los viñedos reciben la influencia del mediterráneo, pero con la temperatura y la humedad típica de la meseta, además de la diferencia térmica natural del día y la noche.

Sus vinos son dos singularidades, Rubatos e Ildania. Dos vinos tintos elaborados a partir de variedad autóctona Bobal, procedente de viñedos muy viejos y de escasa producción.

 

Aunque tampoco conviene olvidarse de su vino rosado de Bobal Velvet, una exquisitez, elegante y fino. Muy interesante y peculiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *